La flor del noviazgo, de la pureza y de la dulzura.

Hay veces que simplemente nos encontramos en guerra, y no sólo con nuestro entorno sino que también con nosotros mismos. Las groserías, la irritabilidad y la poca  tolerancia, son consecuencias de la falta de armonía interior.

Las esencias florales del Bosque Profundo de Chile tienen una dulce flor capaz contrarrestar las amargas emociones que nos gobiernan cuando no estamos en equilibrio.

Sólo con ver este majestuoso árbol florecido, nos hace imaginar la pureza que irradia. como si estuviera cubierto con un gran manto de copos de flores blancas atrayendo con su aroma las múltiples abejas que realizarán el néctar de los dioses, la miel sagrada del Ulmo.

De la misma forma que sus flores se convierten en miel, su esencia se convierte en la flor del noviazgo, activando en nosotros la dulzura interior.

Esta dulzura  es capaz de sanar a aquellas personas que son incapaces de recibir o dar amor, entregando una sensación de armonía con nuestro Ser Interior. Ayuda a devolvernos la ternura, la pureza y la confianza en los demás, dejando atrás esa tensión constante que mantenemos en desequilibrio con nuestro entorno y con nosotros mismos.

Es también una flor ideal para su uso en diabéticos.

La armonía que nos entrega la flor del Ulmo es ideal para reconciliarnos con nosotros, con nuestras parejas, amigos y familiares, porque cuando nos encontramos en armonía, todo nuestro entorno fluye en sintonía con la armonía que proyectamos.

Conoce las flores directamente con Teresita Espinoza, la creadora de este maravilloso sistema de terapia floral, quien viene a México este 21 y 22 de octubre a compartirnos con el amor y la sabiduría que la caracteriza.
(Informes aquí)

Esta información fue publicada originalmente en la página de internet teresitaespinoza.cl

Leave a Comment