BambuLa técnica de masaje con varas de bambú es originaria de Francia, fue creada por Gil Amallen, y luego adaptada y perfeccionada en Brasil. Reactivar la circulación, estimular la renovación del manto hidrolipídico, combatir la celulitis, tonificar los músculos, mejorar la penetración de activos y brindar un estado de relajación absoluta son sólo algunos de sus beneficios.

Los bambús son plantas originarias de Asia, América, África y Oceanía. Se les atribuyen más de mil 500 usos, entre ellos un masaje con sus varas o bambuterapia, técnica ubicada en la dimensión de lo sensorial y lo exótico.

El bambú es uno de los símbolos del mundo oriental, para los chinos representa fuerza, belleza, suavidad, flexibilidad y buena suerte, además le llaman el “acero vegetal”. Los bambús pueden tener una gran variedad de colores, desde el verde, dorado, borgoña y azul, hasta el negro.

Cada vara de bambú es diferente, no se corta como madera estandarizada. Saber emplearlas es un arte, todo depende de la especie, de su localización, de la edad del tallo cosechado, del contenido de agua, del diámetro y grosor de la pared que éste tenga.

Los chinos creen que los bambús cargan energía del sol, del viento, de la lluvia y de la tierra. El masaje con bambú es una técnica que busca mantener el vigor y longevidad en el ser humano. Este tipo de masaje es un buen recurso para tratamientos de envejecimiento facial, un auxiliar en el tratamiento del acné (gracias al drenaje eficiente que proporciona) y un buen tratamiento para remodelar la silueta.

A través de la elasticidad y robustez de los troncos de bambú nosotros vamos a transportar al paciente a un estado de relajación absoluta capaz de disipar las tensiones acumuladas. Además ayudaremos a:

  • Reducir el deterioro físico.
  • Estimular la producción de anticuerpos.
  • Reactivar la circulación.
  • Estimular la renovación del manto hidrolipídico.
  • Combatir la celulitis.
  • Energetizar el cuerpo.
  • Desbloquear chakras.
  • Estimular la liberación de endorfina.
  • Estimular la diuresis y la sudoración corporal.
  • Tonificar los músculos y mejorar la penetración de activos.

Con las varas de bambú eliminamos toxinas y armonizamos el organismo. Se toma en cuenta el orificio de entrada y el orificio de salida, ya que las cañas absorben la energía negativa del cuerpo, la hacen circular por la caña, la transforman y la devuelven al cuerpo como energía positiva. Existen varios tipos de masaje:

Masaje terapéutico. Activa el sistema venoso, distiende la zona afectada y estimula la energía de la columna vertebral.

Masaje suave y rítmico. Se ejercen presiones sobre la zona donde se encuentra la tensión y se cambia el ritmo para desviar a la mente.

Masaje preciso. Es el que se realiza con varas de bambú pequeñas que permiten concentrarnos en las zonas más finas.

Masaje depurativo. Ayuda a eliminar toxinas.

El masaje se puede trabajar usando el principio de:

  • Pares: pasivo (sedante).
  • Nones: activo (energetiza).

Cuando se trabaja en decúbito supino, se está trabajando yin, cuando se trabaja en decúbito prono, se trabaja yang. Si comenzamos el masaje en decúbito prono y lo terminamos en decúbito supino activaremos y energetizaremos el cuerpo. Si comenzamos el masaje en decúbito supino y lo terminamos en decúbito prono estaremos produciendo sedación.

En el masaje con varas de bambú aplicaremos deslizamientos y rozamientos. La secuencia es:

  1. Exfoliación corporal.
  2. Aplicación de un bálsamo con movimientos suaves y envolventes (puede ser un aceite de sésamo) que ayude a eliminar bloqueos energéticos.
  3. Deslizar las varas de bambú (en decúbito supino se trabajará más suave) del área de los pies hacia la cabeza.
  4. Por último se envolverá al paciente en toallas tibias y se permitirá que repose.

Existe un bambú para cada necesidad, los bambús más gruesos se utilizan en el cuerpo, los bambús pequeños y delgados en el área de la cara y cráneo:

Bambú grueso. Con él podemos trabajar la cara dorsal del cuerpo hasta los hombros y nos ayuda a realizar trabajo específico en distintas zonas del cuerpo. Las manipulaciones que podemos ejercer con dicho bambú son presiones en punteo, circulares y zigzag.

Bambú pequeño. Con él se pueden trabajar ambas caras del cuerpo, nos ayuda a realizar deslizamientos de presión más suaves, en círculos, desde el ombligo hasta las caderas, y a trabajar el sistema digestivo con manipulaciones, siguiendo la secuencia en sentido horario.

La varilla de bambú. Con ella trabajaremos el masaje en el cráneo.

Los spas más importantes del mundo ya han introducido en su menú de tratamientos el masaje facial y corporal con varas de bambú. Recomendado para hombres, mujeres y niños, tiene una duración de 60 minutos aproximadamente: aplicación del aceite 10 minutos, trabajo en la zona dorsal 20 minutos, en la zona de la cara ventral 20 minutos y en el cráneo 10 minutos.

Autora: Flor Hortensia Ramírez Serrato, terapeuta y profesora del Centro de Desarrollo Humano Hacia la Comunidad (CEDEHC)

Fuente: Revista Dossier, Marzo de 2011.

7 Thoughts to “Masaje con varas de bambú”

  1. LIDIA EMILSE GRECO

    Me gusto la manera que detallan el masaje,me parecío sincero y con conocimiento,grata

  2. LIDIA EMILSE GRECO

    grata

  3. Flor hortencia ramirez serrato

    Hola Lidia…gracias x tu comentario

  4. Hola me gustaría que por favor me informaran de algún curso para aplicar esta técnica y donde comprar el kit de bambú.

    un saludo.

    Maribel

  5. Maria Soledad Garcia Poblete

    Muchas gracias por compartir con todos nosotros tan bellos conocimientos. Muy interesante todo.

  6. FER

    BUEN DIA QUICIERA LA DESCRIPCION Y EL COSTO DE LAS VARAS GRACIAS

  7. Rocío serafin morgan

    Quisiera saber como adquirir el kit de varas.

Leave a Comment